Volver Tips

Pranayama y Prana

Cuando hablamos de Pranayama o "Respiración Consciente" debemos referirnos necesariamente al concepto de Prana. Según el maestro Iyengar puede traducirse como aliento, respiración, vida, energía, fuerza. Este Prana lo podemos encontrar en lo que nos proporciona fuerza y vitalidad, la luz solar, el agua pura, el aire y alimentos naturales expuestos a la luz del sol (podemos recibir Prana de una fruta no así de un alimento procesado).

Pranayama es «Control Consciente de la Respiración» es «La Ciencia de la Respiración»; regulamos el Prana en nuestro interior, y aún más… a través de esta poderosa herramienta es posible modificar estados mentales.

El movimiento de «Prana» se produce a través de los «Nadis» una especie de canales o carreteras de energía que se encuentran en nuestro cuerpo sutil. Cuando existe un flujo constante de energía vital podemos decir que hay vida y salud, pero también es posible que estos conductos puedan estar bloqueados entorpeciendo un flujo adecuado de energía, por lo tanto, aparecer la enfermedad.

Existen 3 Nadis principales Sushuma, Ida y Píngala. Se originan en la base de la columna vertebral, el primero (Sushuma) corre a lo largo de la columna vertebral y los dos siguientes por sus costados (Ida nadi por el lado izquierdo y Píngala nadi por el lado derecho).

Ida Nadi se asocia con la energía lunar por eso es llamado también «Chandra Nadi» pasa por la fosa nasal izquierda, estimula la relajación, aquietando la mente y llevándola a un estado introspectivo. En tanto que Píngala Nadi reconocido también como «Surya Nadi» se relaciona con la energía solar, pasa por la fosa nasal derecha y nos proporciona una cualidad de activación y expansión.

A través del Pranayama, de la respiración consciente, podemos modificar estados mentales, si nos encontramos por ejemplo en un estado de ansiedad o estrés debemos activar la fosa nasal izquierda con la inhalación (Ida Nadi) para luego exhalar por la derecha (Píngala Nadi) así accedemos a un estado de quietud y calma mental. Esto con la guía de un profesor adecuadamente preparado teniendo en consideración que existen algunas contra indicaciones.

Otro de los tantos beneficios de respirar correcta y conscientemente es aumentar la capacidad respiratoria y que los pulmones puedan extraer la mayor cantidad de oxígeno posible en cada entrada de aire.

Se dice que la vida de un Yogui no se mide por el número de sus días, sino que, por el número de respiraciones, por lo que adopta una pauta de respiración rítmica lenta y profunda.

Es así como en tiempos de turbulencia el Yoga, con sus poderosas ancestrales herramientas puede llevarnos a la calma, al estado natural de nuestro Ser.

Se dice que la vida de un Yogui no se mide por el número de sus días, sino que, por el número de respiraciones, por lo que adopta una pauta de respiración rítmica lenta y profunda.

Es así como en tiempos de turbulencia el Yoga, con sus poderosas ancestrales herramientas puede llevarnos a la calma, al estado natural de nuestro Ser.

Feliz día, feliz vida
Material elaborado por Jenny Barrera P. (Chandrikā) – Instructora Hatha Yoga – Yogaterapeuta