Volver

Sintomatologías Asociadas al Abuso Sexual Infantil (ASI)

Niña triste abrazándose las rodillas

El Abuso Sexual infantil se define como cualquier acción que involucre a un niño, niña u adolescente en actividades de índole sexual, entre las que existe una situación de desigualdad, ya sea por razones de edad o de poder y en la que el menor es utilizado para la estimulación sexual de la otra persona, por lo cual cabe dentro de esta categoría el contacto físico genital, anal o bucal, como también actitudes de exhibicionismo, explotación sexual y pornografía infantil.

El Abuso Sexual Infantil

Las estadísticas desarrolladas por la Policía de Investigaciones y la Fiscalía revelan que anualmente se producen 20.000 delitos por abuso sexual infantil en Chile, en una razón de 1:2 respecto a hombres y mujeres, siendo aún más propensa la población con capacidades diferentes y/ o familias reconstituidas o desorganizadas. Antes estos hechos, existe hoy en día una mayor denuncia por los sistemas de salud y educacionales debido a la falta de información y capacitación de los padres y cuidadores. Por lo cual, considero importante poder Psicoeducar a la población tanto padres o lectores interesados en pesquisar algunas sintomatologías claves a la hora de detectar conductas abusivas, no solo mediante características físicas o Conductuales, sino también mediante la técnica del dibujo, pudiendo ser un orientador en caso de sospechas y derivar oportunamente a los especialistas requeridos.

Es importante advertir que bajo el relato del niño, niña o adolescente o sospecha física es necesario inmediatamente derivar a comisarías de carabineros, cuarteles de policía de investigaciones (PDI), Fiscalía o en el Servicio Médico Legal. Si bien solo sospechas pero no hay relatos o evidencias físicas, es recomendable acudir a psicólogos especialistas u OPD (oficina de protección de los derechos del niño, niña y/o adolescente).

a) Síntomas Físicos: Lesiones en zona genital y/o anal, Sangrado por vagina y/o ano, Infecciones genitales o de transmisión sexual.
b) Síntomas Psicológicos: Relato del niño, Conductas hipersexualizadas y/o autoeróticas (no esperables para la edad).

En cuanto a las sintomatologías psicológicas, se hace difícil y complejo detectar o poder hacer una derivación cuando la información es escasa, sin embargo el dibujo es una forma de comunicación infantil para expresar lo vivido sin palabras, lo cual se hace muy importante de observar, siendo muchas veces la única oportunidad del infante de contar lo sucedido.

Tips para detectar posible abuso en el dibujo

  1. Es importante observar si el dibujo se expresa de manera repetitiva con una sensación de vacío, de ira, de depresión, agobio, terror. Muchos de estos dibujos no siempre son características de abuso pero si de que algo está sucediendo.
  2. Dibujar Genitales o Sombreados en la zona genital: en muchas oportunidades, los sombreados se perciben como tachones, mientras que otras veces es menos evidente y pasan como marcas hechas al azar en el proceso de pintar. Siempre son indicadores de angustia frente a la sexualidad propia o respecto de la sexualidad de alguno de los personajes que ha hecho.
  3. Figuras fálicas: si bien no siempre los niños/as abusados/as dibujan penes, en muchas oportunidades realizan distintas figuras fálicas, quedando muchas de ellas escondidas dentro del sombreado o incorporadas de forma inconsciente a la corteza de un árbol, a las líneas que reflejan el viento, etc. Cuando aparecen figuras fálicas en el dibujo de un/a niño/a hay que corroborar si esto se debe a una simple curiosidad producto de su desarrollo sexual, o si es que están reflejando algo que al niño le angustia y se le impone desde su entorno.
  4. Borrones o tachaduras: cuando el/la niño/a borra varias veces sobre la zona genital de algún personaje, o cuando un personaje queda mal borrado y aparece en la escena, dando la sensación de ser un personaje fantasmagórico, hay que prestar atención. En general, son indicadores de angustia o algo ocurre con ellos/as.
  5. Figuras descuartizadas o desmembradas: en general, los/las niños/as realizan este tipo de dibujos riéndose o refiriéndose a que están dibujando la escena de alguna película que han visto. No obstante, es necesario prestar atención ya que pueden estar reflejando un estado de angustia aterradora, producto de las amenazas de muerte del abusador.
  6. Ausencia de ojos: puede llegar a ser indicador de que ha visto algo que no hubiera querido ver.
  7. Ausencia de boca: simboliza una problemática de incomunicación con su entorno, situación que es común en los/las niños/as abusados/as.

Aquí les dejo algunos dibujos de casos reales ( María Beatriz Müller y María Cecilia López . 2011).